Banner arriba 728x90


viernes, 30 de abril de 2010

¿Porqué leer cómics?

Cuando tenía 24 años (1994), junto con un grupo de amigos con las mismas aficiones e intereses (principalmente, la afición por los cómics), motivados por la mítica Comic-Con de San Diego y aprovechando el Boom en los cómics causados por "La Muerte de Superman", formamos un Cómite (que a la postre llevó el nombre de Cómite Organizador Nacional Quetzalcóatl y que en México fue conocido como CONQUE) con el cuál nos dedicamos durante casi una década a llevar a cabo la Conveción de Historietas de la Ciudad de México, eso nos dió la oportunidad de conocer y convivir con verdaderas leyendas dentro del llamado "noveno arte".

Poder intercambiar puntos de vista y participar en mesas redondas con personalidades de la talla de Will Eisner (q.e.p.d., maestro de maestros), Stan "The Man" Lee (yo creo que todos en este blog saben quien es el), Joe Robinson (creador de Robin y The Jocker), Sergio Aragonés (dibujante insignia de Mad, creador de Groo), Joe Jusko (creador de las tarjetas Marvel Masterpieces), William Tucci (creador de Shi), Humberto Ramos (dibujante de Spider Man, Impulse, Steel y creador de The Crimson), Boris Vallejo (gran ilustrador y dibujante de Conan, the barbarian), Lucy Bell (esposa de Boris Vallejo y también una gran ilustradora), Eduardo del Río RIUS (monero mexicano, creador de Los Supermachos y escritor de más de una centena de libros), Joaquín Lavado QUINO (renombrado caricaturista y creador de Mafalda) y muchos más que me disculpo por no enunciar; aprender de ellos, de su pasión, de su compromiso y de su disciplina para con su profesión fue una de las experiencias más maravillosas que pude haber tenido y el que algunos de ellos me consideren un amigo un honor que no cambiaría por nada.

Pero un par de estas personalidades que conocimos durante este tiempo nos mostraron la responsabilidad que conllevaba el promover la lectura infantil por medio de los cómics (esa fue nuestra intención desde el primer momento en el que nos embarcamos en esta aventura) y nos mostraron el camino.

Phil Ye (lider del movimiento conocido como Cartoonist across America and the World) y una persona muy allegada a el, Dave Thorne (nuestro entrañable "Uncle Dave"), ellos se especializan en la creación de cómics interactivos para niños elaborados especialmente para introducir de una manera sana y responsable a los infantes en el maravilloso mundo de los cómics, por medio de los personajes de Wind Tiger y sus amigos, con historias muy entretenidas y siempre con moralejas al final, tan buenas que la O.N.U. nombró a su asociación como embajadores para promover la lectura infantil.

De ellos aprendimos acerca de la responsabilidad que adquirimos al entregarle un cómic a un niño, leerlo antes para asegurarnos que el contenido sea adecuado para las diferentes edades de un pequeño y el estar preparado para responder de manera correcta y adecuada a las dudas y cuestionamientos morales y sociales que puedan llegar a surgir en el pequeño lector, así podremos ayudarlo a establecer juicios y marcar pautas de conducta y no simplemente "censurar" la lectura de algunos títulos que siempre es el camino más fácil pero no el correcto.

La gran mayoría de los creadores toman como reflejo de sus obras la realidad que se está viviendo y, degraciadamente, sabemos que esa realidad es de violencia, intolerancia, vicios y miedos; no podemos tapar el sol con un dedo, lo importante es que los pequeños sepan distinguir la realidad de la fantasía, reconocer la diferencia de lo bueno y lo malo y lo apliquen a su vida cotidiana.

Espero que estos pequeños y básicos consejos les ayuden a todos aquellos que tienen niños pequeños y a los cuales intentan introducir al mundo de los cómics de la misma manera en la que me ayudó a mí en ese determinado momento de mi vida.

Les deseo el mejor de los días y espero estar en contacto con ustedes muy pronto.

"Never give up...never surrender".

No hay comentarios:

Publicar un comentario